top of page

Vigilancia y abolición en el video musical de Set Me Free Pt. 2 de Jimin

Descargo de responsabilidad: este blog contiene menciones de aprisionamiento y discriminación. Por favor tengan cuidado al leer.


Como el grupo musical más grande en el mundo, todas las miradas constantemente están en BTS. El nivel de escrutinio colocado en el grupo ha aumentado de manera significativa por la vigilancia digital y difusión de información diaria de la sociedad contemporánea, desde los tweets de paparazzis hasta actualizaciones de noticias. Además, BTS a menudo es “hipervisible” e hiper-escudriñado en occidente porque muy seguido son los únicos rostros étnicamente asiáticos y nacionalmente no-americanos en las listas. El aumento de la vigilancia, particularmente cuando se coloca en personas no blancas en Estados Unidos, tiene una larga historia interconectada con el aumento de la vigilancia policial y el aprisionamiento discriminatorio. El video musical del debut en solitario de Jimin, Set Me Free Pt. 2, establecido dentro de una interpretación minimalista de una prisión panóptica, subvierte deliberadamente estas formas de castigo en una clara demanda de abolición: “Libérame”.


Vigilación policial, prisiones y discriminación racial en Estados Unidos


Para entender la ambientación e implicaciones del video musical de Jimin, uno primero debe entender la historia del crimen, castigo e injusticia en Estados Unidos. Las primeras leyes de aprisionamiento y castigo de Estados Unidos fueron usadas para enforzar un conjunto de ética y moralidad humana; sin embargo, ese sistema es inmediatamente injusto y discriminatorio cuando la ética y la moralidad son legalizadas y aplicadas a creencias derogatorias contra las comunidades LGBTQ+, negra y asiática.


Como resultado, la prisión y la vigilancia policial en Estados Unidos tienen orígenes inherentemente racistas que se manifiestan demasiado seguido en el presente. Los primeros registros de leyes de prisión en colonias puritanas castigaban “actos de homosexualidad”, y las primeras fuerzas policiacas modernas eran “patrullas de esclavos”, que buscaban a personas negras que escapaban de las condiciones brutales e inhumanas del esclavismo. La criminalización y aprisionamiento de negros americanos continuó de manera legal bajo las leyes de segregación “Jim Crow”*. [*El término se refiere a leyes en Estados Unidos, promulgadas por legislaturas estatales blancas, propugnando la segregación racial en todas las instalaciones públicas por mandato de iure bajo el lema «separados pero iguales»]. Actualmente, números desproporcionados de personas negras, de las Islas del Pacífico, hispanas no blancas, y asiáticas son encarceladas. Además, es más probable que los oficiales de policía usen fuerza fatal injustificada al investigar o aprehender sospechosos negros y raramente son hechos responsables de sus actos criminales. BTS y ARMY han apoyado públicamente a Black Lives Matter, un movimiento que busca terminar la discriminación racial perpetuada a través de las políticas y el encarcelamiento. Esta es una muestra importante y necesaria de anti-racismo, especialmente cuando mucho del arte de BTS se inspira de música negra americana que tiene un origen anti-vigilancia policial y anti-opresión.


El panóptico y el estado de vigilancia


ARMY ha sido más que vocal al condenar la vigilancia policiaca, teniendo un gran papel en el desmantelamiento de la aplicación iWatch del Departamento de Policía de Dallas, diseñada para criminalizar a los protestantes de Black Lives Matter en 2020. El aprisionamiento en masa es propulsado por el aumento de vigilancia, desde tecnología de vigilancia policial como la aplicación iWatch hasta los mismos diseños de las prisiones. Uno de esos diseños es el panóptico, donde todas las celdas de prisión colocadas a lo largo de un edificio circular son monitoreadas por una torre de guardias en el centro.



Esto permite que todos los prisioneros sean observados por un guardia de seguridad sin su conocimiento. En adición a ser usado en encarcelamientos en masa en la actualidad, escritores como Michael Foucault han demostrado que el “efecto panóptico” se ha extendido a otras facetas de nuestra sociedad. Por ejemplo, aquellos con perfiles públicos pueden nunca saber cuándo están siendo observados por los paparazzis. Todos están vigilados constantemente por cámaras de seguridad sin saber si esas cámaras están siendo monitoreadas o no. Como el mismo Jimin señala, la depresión y ansiedad, donde el cerebro de uno materializa pensamientos de auto-castigo, también pueden ser formas de auto-vigilancia, desencadenadas por las palabras y acciones hirientes de otros.


Entra Park Jimin


Después del estreno del MV de Set Me Free Pt. 2 de Jimin, ARMYs tales como la Profesora Kate Ringland fueron rápidos en señalar que el set del video musical también era un panóptico (una teoría confirmada por Jimin en videos detrás de escenas).




La presencia de esta estructura en particular ha llevado a muchas maravillosas interpretaciones abolicionistas de esta canción. Como señaló otro usuario de Twitter, “Jimin toma el centro, lo cual significa que si vemos esto a través del lente del panóptico de Foucault, podríamos argumentar que está subvirtiendo completamente la amenaza de la vigilancia y en su lugar, toma control de la narrativa. No está a merced de nadie. Es libre”. Como declara en el pre-coro de esta canción, “Aún si me ridiculizan, no me detengo”, aunque Jimin nunca puede escapar de la prisión de ser vigilado constantemente, puede reclamar su narrativa.


La historia se hace en el presente (como el #1 de Jimin en la lista Hot 100)


A diferencia de Set Me Free, la frase titular en Set Me Free Pt. 2 no se usa como una súplica o una petición gentil. La canción de Jimin, que es poderosa y no pide disculpas, demanda libertad, y esta demanda toma dimensiones importantes y matizadas al involucrarse críticamente con una examinación de las estructuras de prisión presentes en el video. Hay tantas soluciones hermosas al encarcelamiento en masa que proveen alternativas seguras y responsables cuando las personas se lastiman unas a otras. Como ARMY, continuamos imaginando cómo se ven las comunidades justas y seguras: un fandom que celebra a los siete miembros por igual y sin toxicidad, un mercado de música que no discrimina el trabajo de BTS solo por su lugar de procedencia o el lenguaje que hablan, y un mundo donde nadie tiene miedo y todos son gentilmente hechos responsables de sus acciones. Las discusiones consideradas sobre los sistemas que están en nuestro camino son un paso importante para hacer de estos futuros una realidad.


Escrito por: Mariko

Editado por: Lisa K

Diseñado por: ThornToHisRose

Traducido por: Ele

Traducción editada por: Nesse y Valeria


ARMY Magazine no posee ninguna de las fotos o videos compartidos en nuestro blog. No se pretende infringir los derechos de autor.


Kommentare


bottom of page