• ARMY MAGAZINE

Una Carta de Amor para BTS

¡Hola, 방탄소년단!


Ha pasado un tiempo desde la última vez que les escribimos una carta. ¿Cómo han estado? Ahora eso suena como una pregunta tonta porque ¡escuchamos mucho de ustedes estos últimos años! Mucha gente escribió sobre su historia de éxito y por supuesto, ustedes siempre nos mantienen al tanto de su vida diaria a través de Twitter, Instagram, fancafe, la app de VLive y muchas plataformas más. Los miramos con cariño desde lejos y ¡estamos felices de ver que están abriendo sus alas aún más!


Así que… 6 años, ¿eh? Decir que es una aventura reveladora, difícil y emotiva pero a la vez maravillosa, emocionante, iluminadora y preciosa es quedarse muy corto; es imposible encontrar una sola palabra para describirla. Todavía recordamos como si fuera ayer cuando Namjoon-ssi nos dijo a todos los que los hemos reconocido a ustedes, que si al menos podían reducir nuestro dolor de 100 a 99, 98… entonces era suficiente. Pero estamos aquí para decirles que hicieron mucho más que eso.


Hay días en los que nos sentimos tristes, deprimidos, enfermos, heridos o lastimados. Algunos estamos teniendo una crisis de identidad, sintiéndonos inútiles o indeseados, o siendo ignorados y desoídos. Muchos estamos teniendo dificultades con nuestros sueños y pasiones, o tenemos miedo del futuro y no estamos seguros de qué hacer. Pero entonces, sentimos que los encontramos en el momento perfecto. Cuando estamos tristes o deprimidos, escuchar su música es como un proceso curativo para nosotros. Cuando nos cuestionamos a nosotros mismos y nuestras habilidades, ustedes vienen a nosotros y cantan, “En días donde me odio a mi mismo por ser yo, en días donde quiero desaparecer para siempre, hagamos una puerta. Está en tu corazón, ábrela y este lugar esperará. Quería transformarme en tu comfort y conmoverte. Quiero sacarte tu tristeza y tu dolor”. Nos dieron Magic Shop, un lugar milagroso a donde escapar de la realidad por un momento y reunirnos con ustedes para alentarnos y disfrutar de la presencia del otro. Ustedes también dicen, “¿Qué dije? Dije que ganarías, ¿no?”. Ustedes creen en nosotros, mucho antes de que nosotros lo hagamos. Y por más dramático que suene, ustedes también nos dieron ganas de vivir y nos hacen ver otro lado de la vida, el lado donde las cosas se ponen mejores. Se transformaron en nuestra razón de sonreír y reír de nuevo. Ustedes hacen revolotear a nuestros corazones cuando dicen que les gustan nuestras sonrisas y que nuestra risa suena hermosa, porque casi no lo escuchamos de otras personas.


Con su constancia cuando hacen música, escriben letras, actúan en el escenario y esparcen bondad y positividad, nos dan el coraje de decir lo que pensamos. De usar nuestra voz para algo que nos importa mucho. De devolver y de siempre hacer cosas buenas donde sea que vayamos, empezando con las cosas más pequeñas. Luego de verlos trabajar duro constantemente y casi no descansar, nos dan el impulso para finalmente dar un paso al frente y empezar lo que sea que tenemos que hacer. Con su paciencia para encontrar el sentido de la vida, el sentido del amor, tocan nuestros corazones que fueron heridos muchas veces lo que nos hizo escépticos al amor. Nos enseñaron que el amor no es siempre sobre un ‘persona a persona’, pero que puede ser sobre ‘yo y yo mismo’ y que deberíamos primero amarnos a nosotros mismos antes de poder amar bien a otras personas. Al ver el proceso de su búsqueda de paz interior y de mantenerse fiel a ustedes mismos, nos enseñaron a ser agradecidos de la vida, a no siempre preocuparnos por el pasado o el futuro, a dejar ir y disfrutar el presente mientras dure. Encima de todo eso, nos unieron a nosotros. Encontramos nuevos amigos, hermanos, hermanas y almas gemelas gracias al amor que tenemos por ustedes.

Ahí es donde sabemos que nuestro corazón está en el lugar correcto.


No podemos agradecerles lo suficiente por todo lo que pasamos juntos.

Les damos las gracias por darnos una mano para ayudarnos a cruzar este frágil puente de la vida.


Les damos las gracias por ser nuestra fuente de luz (así como nosotros lo somos para ustedes).

Les damos las gracias por esparcir nada menos que positividad en el mundo.

Les damos las gracias por su amor y pasión por la música que nos inspira a conseguir nuestros propios sueños.

Les damos las gracias por dejarnos vivir lo genial que es ser parte de algo histórico.

Les damos las gracias por tratarnos con cariño, como si fuéramos su propia familia.

Les damos las gracias por ser honestos, por ser realistas y cercanos.

Y principalmente, les damos las gracias por enseñarnos que no hay alegría más grande que ser humano, sentir estas abrumadoras y fantásticas emociones, dar y recibir amor, ser feliz y también estar triste, mezclarse con el resto pero a la vez destacarse debido a nuestras diferencias, y por mostrarnos la forma más pura de las relaciones humanas: estar ahí el uno para el otro en las buenas y las malas, y hacernos brillar entre sí con un brillo igual.


Namjoon-ssi también dijo el otro día que los usemos a ustedes, BTS, para amarnos a nosotros mismos porque ustedes nos usan a nosotros y aprenden de nosotros sobre cómo amarse a ustedes mismos. Para nosotros, suena bien. Continuemos viviendo la vida codo a codo, ¿okay?


“Solo caminemos por caminos de flores, no puedo decir eso

Solo veamos cosas buenas, tampoco puedo decir eso

Decir que que solo habrá cosas buenas desde ahora, decir que no te lastimarás

No puedo decir eso, no puedo mentir así


Está bien, vamos, cuando diga 1! 2! 3!

Olvídalo, borra todas los recuerdos tristes

Toma mi mano y sonríe


Esperando más días buenos

Si crees lo que digo entonces 1! 2! 3!

Si crees entonces 1! 2! 3!”


2! 3! - BTS


De ARMY con Amor.


#6YearsWithOurHomeBTS [#6AñosConNuestroHogarBTS]



Images y Videos por: Fans de Youtube y Pinterest

Escrito por: Avi

Mensajes de: Personal de ARMY Magazine

Editado por: Nasty, Marcie, Miranda

Traducido por: Vale


Las fotos y videos usados por ARMY Magazine en nuestro blog no nos pertenecen. No tenemos intenciones de infringir los derechos de autor.

2 views

©2020 by ARMY Magazine